Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
WhatsApp Image 2021-10-04 at 18.34.27

Sonora y el litio

Es bien conocido que la fundación y el crecimiento del estado de Sonora se debe en gran medida a la riqueza de sus minerales; desde la conquista, las minas del norte se convirtieron en un polo de atracción para cazadores de metales preciosos. No se puede negar que la histórica dinámica extractivista configuró las estructuras de división del trabajo dentro del estado, las cuales aún se ven reflejadas en las ciudades mineras y poblaciones de su alrededor.

Otro de los factores decisivos del rumbo de la entidad ha sido su vecindad con la gran potencia económica del norte, Estados Unidos. Esta relación, sobre todo en el ámbito económico, ha definido en gran medida la concentración población en las ciudades y los flujos migratorios, particularmente a partir de la proliferación de la industria manufacturera, principalmente las maquiladoras en las ciudades de la frontera que provienen de inversión extranjera de origen estadounidense.

Sin embargo, ni las riquezas minerales ni la ubicación de numerosa industria manufacturera (ambas actividades ubicadas cerca de la frontera) han significado un verdadero desarrollo para el estado. Si bien ha habido crecimiento económico en ciertas zonas y en algunos cortos períodos han significado bonanza, en este momento de la historia ese sistema parece haber llegado a su límite para convertirse en algo insostenible. A la vuelta de los años es evidente que no se construyeron bases para detonar un desarrollo en lo local, ni tampoco un modelo que haga del estado una entidad autosuficiente.

¿A dónde quiero llegar con esto? Al asunto del litio, que se ha puesto de nuevo sobre la mesa en la discusión del proyecto de reforma energética que se está planteando para antes de que termine la administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador. El litio ha emergido como un recurso altamente deseable para lo energético, México tiene grandes yacimientos de litio y Sonora es uno de los principales estados en los que se concentra la existencia del mineral. Si bien es una excelente noticia, el tema es delicado, desde el procedimiento de su extracción, que requiere de grandes cantidades de agua con las cuales el estado no cuenta, hasta cómo se dará valor agregado al metal, porque si de algo estamos seguros es que no deseamos que se lleven a cabo solo actividades de extracción de un recurso que es propiedad de todas y todos los mexicanos. Aunque deseamos –y necesitamos– más empleos, el establecimiento de industria simple de ensamblaje que ofrezca sueldos que apenas cubran las necesidades de supervivencia no suma a la mejora de la calidad de vida, sino todo lo contrario: estos modelos nos han orillado a la generación más joven a aceptar, por necesidad, trabajos que nos han llevado a la enajenación, a sobrevivir para trabajar. Lo deseable es, desde luego, aprovechar el auge del litio para atraer no solo IED, sino una IED que se comprometa a la transferencia de tecnología que aumenten el valor del recurso.

Dependiendo de lo que suceda con la reforma las autoridades correspondientes y el gobernador del estado tendrán que negociar y vislumbrar cómo se aprovecha al máximo el potencial de este recurso.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado