junio 13, 2021

Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
jueves, 4 marzo, 2021
WhatsApp-Image-2021-03-04-at-19.32.28-28129-big

todos-contra-morena

Por: Emmanuel Moya

No es de ahora sabido que todo lo que hace el Gobierno de México es criticado: que si propone una reforma; que si realiza un cambio por decreto; que si comunica un plan para el desarrollo o bienestar… Es más, el simple hecho de mencionar un tema o contestar una pregunta de los reporteros insidiosos intentando acorralar al Presidente en las conferencias mañaneras es un ataque cuya finalidad es influir en la opinión pública para hacer pensar que esta administración no es capaz de llevar las riendas del país. A todo esto ya nos estamos acostumbrando, pero, en la última parte del año pasado y en el primer trimestre de 2021, el Gobierno emanado de Morena se ha visto bombardeado por una avalancha de especulaciones, y por qué no decirlo, de ‘fake news’. Lo que se intenta es llegar al desgaste mediático e influir en la gente de forma negativa, con el fin de que voten en su contra el próximo 6 de junio.

En los primeros 2 años del gobierno de Morena, el PAN fue su acérrimo rival ya que el PRI, se había mantenido un poco al margen; sin embargo, hoy se han unido formalmente PRI-PAN-PRD, para hacer la alianza Va por México. Esto, solo en el papel, porque en el mundo fáctico MC está en contra del partido de López Obrador y no se diga los supuestos legisladores independientes. Ahora bien, favorece a Morena al menos en la percepción, mas no en las urnas, el hecho de que el PRIANPRD se haya quitado las máscaras, porque reconoce que, si no van en coalición, a pesar de las corruptelas que han cometido en la historia reciente del país, no podrán vencer al partido del Presidente. 

Cuando digo “Todos contra Morena”, tampoco me refiero en particular a lo más obvio que ya conocimos sobre la alianza de los partidos políticos, sino hasta los propios órganos autónomos del Estado, aquellos que por su propia naturaleza cuentan con autonomía constitucional como: INE, Cofece, Inai, IFT, y ahora hasta la propia Auditoría Superior de la Federación (ASF). Si bien, depende de la Cámara de Diputados ‒poder independiente del Ejecutivo‒ la ASF se suma a esta batalla orquestada en todos los frentes. 

No me parece casual el reciente informe presentado por la ASF donde señala excesos en el gasto público derivado de las obras prioritarias del Presidente. El mensaje era claro y dirigido, lo que se peleará a morir el 6 de junio, además de los puestos de legisladores locales de distintos tipos, es la mayoría en la Cámara de Diputados; la cereza del pastel en esta elección será quién dará continuidad al presupuesto otorgado para las mismas obras en 2022, y por ello tenerla limitará su continuidad, llevando las promesas de campaña y con ello al gobierno federal al fracaso rotundo. 

Debido a lo anterior, la casualidad es nula; el mensaje intencionado era obvio: dar a entender a los ciudadanos que eso hace el Gobierno con su dinero y, por tanto, si quieren que su dinero se cuide y se vigile, como lo hace la Auditoría, pues entonces voten por la oposición y vamos todos contra Morena. Hasta ahora, el golpe no tuvo el efecto deseado y, por el contrario, como lo decía Nietzsche, “lo que no te mata, te fortalece”.
 


@emmanuel_moya_
Licenciado en Derecho. Constitucionalista y penalista. Especialista anticorrupción y seguridad.

© 2021 El Soberano. Todos los derechos reservados. Sitio Diseñado y Desarrollado por XXSTUDIO