Tras asumir Biden, se percibe optimismo en la relación México-EU

compartir

Tras asumir Biden, se percibe optimismo en la relación México-EU

Por Aymir Moreno | viernes, 22 de enero del 2021.

El pasado 20 de enero, Joseph Robinette Biden Jr. asumió como el 46° Presidente de los Estados Unidos de América, suceso que, sin duda, marca el inicio de una nueva etapa en la vida democrática de ese país, sobre todo después de los momentos de incertidumbre que vivieron en las semanas previas. 

Particular mención merece la histórica toma de protesta de la primera Vicepresidenta en la historia estadounidense: Kamala Harris. Hija de migrantes afrodescendientes, ya está representando un ejemplo, una bandera de cambio, para millones de mujeres en todo el mundo. 

En el actual contexto, la relación bilateral con Estados Unidos resulta trascendente, no solamente porque compartimos una de las fronteras más dinámicas del mundo, sino también porque nuestras sociedades se encuentran sumamente entrelazadas.

No son desconocidos los fuertes vínculos culturales, políticos, sociales y económicos que México tiene con el país vecino, por lo que será de suma relevancia para ambos impulsar en los próximos meses una estrategia de reactivación económica más oportuna, bajo un esquema de apoyo y crecimiento mutuo. 

Éste es también un momento idóneo para fortalecer la interlocución entre poderes y generar un ambiente que permita iniciar una nueva etapa diplomática con quien es nuestro principal socio comercial. En ese sentido, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha ratificado la disposición de su gobierno para trabajar de manera conjunta para bien de la región. 

Tengamos la certeza de que el Presidente López Obrador seguirá anteponiendo ante cualquier circunstancia el diálogo entre naciones, un diálogo que permitirá encontrar soluciones compartidas a retos conjuntos. No olvidemos que los valores diplomáticos de respeto, soberanía, no intervención y reconocimiento a la libre determinación de los pueblos han sido pilares de nuestra diplomacia durante la presente administración y por ello hay esperanza en el futuro de la relación bilateral. 
 
Se vislumbra, pues, una extraordinaria relación con el vecino del norte, a pesar de que la oposición y algunos “calumniadores profesionales” se empeñen en sembrar miedo sobre su futuro, o en vaticinar una tragedia para México por el simple hecho de asumir el presidente Biden. Sin duda, no cuentan con los buenos oficios del Presidente López Obrador, quien fue uno de los primeros líderes mundiales en enviar un mensaje de encuentro con algunas de las políticas recientemente anunciadas por el nuevo Presidente americano.  

De acuerdo con medios internacionales, al corte de esta Pluma, Biden habría firmado al menos 17 órdenes ejecutivas, entre las que destacan -por su impacto en la región-: la orden ejecutiva para detener la construcción del muro fronterizo con México y una para reforzar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) que protege a los jóvenes inmigrantes de la deportación, lo que podría beneficiar a más de 700 mil ‘dreamers’, brindándoles la posibilidad de naturalizarse como ciudadanos estadounidenses. 

De este lado del río, el Presidente López Obrador anunció que su gobierno priorizará la cooperación en materia de atención de la pandemia, economía y migración. 

En lo que respecta a la atención covid-19, se procurará garantizar el flujo continuo de vacunas por parte de las farmacéuticas, para lo que seguramente Estados Unidos podrá ser un buen aliado para el fortalecimiento del control de la pandemia. 

En cuanto al tema económico, tanto las empresas mexicanas como estadounidenses, se encuentran a la espera de la eliminación de barreras arancelarias al comercio entre ambos países, lo que permita una mejor reactivación económica y mayor competitividad en la región. 

En materia migratoria, es de suma importancia sentar las bases para una política respetuosa de los derechos humanos de nuestros connacionales, ya que es una realidad que gobiernos tanto republicanos como demócratas han establecido políticas antiinmigrantes que, durante décadas, han violentado los derechos más básicos de quienes aspiran a encontrar una oportunidad en ese país. 

Entre otros pendientes bilaterales, debemos tener en cuenta la cooperación en materia de seguridad y combate al crimen organizado, desarrollo regional sin dejar de mirar hacia el sur, medio ambiente, educación, ciencia y tecnología, por mencionar algunos. 

Hoy, la apuesta de nuestro gobierno es una sana y diplomática relación con los Estados Unidos, basada en el entendimiento mutuo, en la cooperación, en la comunicación, y sobre todo, en el marco del respeto a la soberanía de cada nación. Lo que, sin duda, será para beneficio de ambos Pueblos.
 

Por Aymir Moreno | viernes, 22 de enero del 2021.

Aymir Moreno

Abogado de formación y servidor público por vocación. Actualmente Secretario Técnico del Grupo Parlamentario de Encuentro Social en el Senado de la República.

Ver todas sus columnas

Comentarios