Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
max

El revisionismo histórico de la izquierda mexicana.

Recientemente el escritor Baloy Mayo publicó su más reciente obra: “Los Movimientos Sociales y la Izquierda en México; 150 años de lucha”, editada y publicada por Siglo XXI editores, editorial que durante muchos años ha sido un espacio para  las ideas, el análisis y la creación de conocimiento  para algunos intelectuales de izquierda. 

En esta obra, el autor realiza una revisión crítica sobre los orígenes de la izquierda mexicana desde inicios del Constituyente de 1857 hasta la actualidad culminando en un breve análisis de los orígenes de la Cuarta Transformación. Si bien Baloy Mayo no enfatiza en el origen más remoto de la izquierda mexicana, la cual fue la agrupación La Social, comandada por el ideólogo y médico griego Plotonio Rhodakanaty. Mayo deja ver indirectamente la influencia de Rhodakanaty en las luchas agrarias gestadas a finales del siglo XIX en varias regiones del centro del país.

Baloy, a través de un revisionismo crítico centra la lectura en varias tesis centrales de la izquierda mexicana; una de ellas recrea una ruta de análisis sobre la izquierda agrupada en la vía partidista, haciendo alusión a la conformación, organización, desarrollo e influencia del segundo partido comunista más antiguo del mundo, el Partido Comunista Mexicano, el cual fue el embrión de la izquierda política y reformista dando paso al PSUM, PMS y PRD.

En cuanto a la izquierda política, el autor comenta y hace mención a la falta de una verdadera democracia al interior de los institutos políticos antes mencionados, puesto que critica la poca apertura y las imposiciones que en su tiempo ocurrieron en el PCM durante los años 30s,  donde también un asunto determinante fue la persecución hacia el comunismo ocurrida en  los sexenios subsecuentes al mandato del Gral. Lázaro Cárdenas del Rio, de quién  Mayo se expresa como uno de los mayores promotores y artífices de la izquierda mexicana.

En el análisis que hace sobre la izquierda partidista, se basa y sostiene la tesis sobre la disolución de la izquierda socialista al conformarse el PRD, tras la cesión del registro del PMS, lo que da entender que si bien el proyecto perredista nació del embrión histórico del PCM, después PSUM, PMT y por último PMS, el PRD, durante su creación no representó y asumió tan directamente las agendas de sus antecesores, asumiendo por último que MORENA, por ende, también carece de una verdadera ruta programática que recoja los postulados por los que la izquierda ha luchado. 

En el plano del Movimiento Social, Baloy Mayo estudia el papel que jugaron muchos luchadores sociales desde inicios del Siglo XX, donde en varios pasajes alude a la influencia de personajes como Ricardo Flores Magón, Emiliano Zapata, Francisco Villa, Heriberto Jara, Rubén Jaramillo, Genaro Vázquez, Lucio Cabañas, Valentín Campa, Demetrio Vallejo, Othón Salazar, Rosario Ibarra de Piedra, entre tantas y tantos luchadores que a través de la organización agraria, magisterial, guerrillera y sindical buscaron reivindicar los derechos sociales adquiridos en la Constitución de 1917: la educación, la libertad de expresión, el reparto agrario y el derecho al trabajo.

Mayo, en un afán de reconocer al movimiento magisterial y estudiantil de los años 50s y 60s, enfatiza la importancia que tuvo el movimiento magisterial en la lucha por la democratización de la educación pública. Sobre el movimiento estudiantil de 1968, el autor le da un papel muy significativo e importante a las y los jóvenes estudiantes que se aglutinaron en el Consejo Nacional de Huelga en 1968, ya que sin duda alguna ellos son padres y madres de la Transición Política Mexicana.

El autor también reconoce la lucha guerrillera y el movimiento campesino, subraya el papel bélico, político y social que tuvo el Ejército Zapatista de Liberación Nacional en 1994, el cual fue un parteaguas en la lucha por las demandas y la reivindicación indígena de México tras 500 años de Conquista.

Sin duda alguna, “Los Movimientos Sociales y la Izquierda en México; 150 años de lucha”, es una obra revisionista, crítica y necesaria para entender el pasado, presente y futuro  de la izquierda mexicana, donde indirectamente el autor invita a construir una izquierda más democrática, más progresista y más incluyente, pues una de las ideas centrales de la obra se basa en que el enemigo de la izquierda también se encuentra dentro de ella misma, en la falta de acuerdos, consensos y puntos en común para representar un proyecto real de cambio para el país. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado