Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
WhatsApp Image 2023-01-20 at 08.00.42

Inicio de año

¿Calendarios nuevos?

Un nuevo año en puerta, es emocionante para muchos de nosotros el pensar en la cantidad de días que tenemos por delante para vivir y aprovechar. Es también común que nos invada la esperanza y la alegría de saber que podemos ser capaces de iniciar de nuevo, de mejorar, de crecer.

Entre otras cosas, para mí, en enero es inevitable recordar esos calendarios que daban en las carnicerías, esos de hojitas que al frente tenían el número del día, la fecha y hasta el nombre asignado a ese onomástico y al reverso; una frase de superación, una caricatura, un chiste o hasta una fábula. Eran geniales, a mí me agradaban bastante. En casa nos peleábamos por quietarle el papel celofán y colgarlo en remplazo del ya deshojado.

Descolgar a ese esqueleto de calendario del año viejo, que ya lo había dado todo, que ya no tenía más que compartir y que terminaba en la caja de los desechos de cartón. Como todos esos calendarios de los años anteriores que su fin era el mismo, terminar vacíos y dar paso a uno nuevo, lleno de días por venir, de vivencias por experimentar.

Era especialmente emocionante quitar la hojita del calendario del día anterior a los días del cumpleaños de alguno de los miembros de la familia. Era como ser la que destapara de nuevo la emoción del día del nacimiento de la persona del onomástico en turno, te daba un cierto aire de aleada, de cómplice.

Tenía una cajita, sobre mi escritorio, en la que guardaba las hojitas del calendario de los días de cumpleaños de mis hermanos, hermanas, de mis padres, de mis abuelos, de algunas de mis primas y de mis mejores amigas en turno. Era como un tesoro, en aquellos días, no teníamos internet, ni celulares y explotábamos nuestra creatividad inventando pasatiempos o juegos. Y uno de ellos era sacar las hojitas y juntar las de las mismas fechas, pero de diferente año, leer lo del reverso y tratar de recordar eventos sucedidos en esa fecha en específico y hacer alguna anotación o dibujo. Volver a guardarlas y acomodarlas bien para en otra ocasión volver a recorrer las hojitas arrancadas del calendario llenas de momentos pasados.

Así, el calendario de pared de la carnicería “Don Pepe”, en sí, era la pauta del comienzo de un nuevo periodo en familia, de un año nuevo lleno de amor, de retos, pero sobre todo de calor de hogar; calor del hogar en el que este se colgaba.

Infinitas gracias por leerme, mis mejores deseos para este año 2023.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado