Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

La Selva lacandona acechada. Paradojas de las tierras protegidas Parte I

A mediados de los años setenta del siglo pasado, y derivado de los estudios de los Dres. Gonzalo Halffter y Arturo Gómez-Pompa y por la gran preocupación de perder esta riqueza de valor mundial por presiones de migraciones forzadas; del norte, demandantes de tierra de varios estados del país, en especial Michoacán, Jalisco y Zacatecas y del sur, sobre todo de indígenas de Guatemala, huyendo de un conflicto civil de largo tiempo, se crea por decreto presidencial, la Reserva de la Biosfera “Montes Azules”. Bello nombre para una región mágica que en las madrugadas nubladas torna de ese color sus montañas cubiertas de selva.
Un poco antes, pero casi al mismo tiempo y también por decreto se creó la Comunidad “Selva Lacandona” dando la posesión a 66 familias lacandonas y a los cerca de 15 mil Tzeltales y cerca de 6 mil Choles, de 662 mil hectáreas,, de las cuales cera de la mitad fueron así mismo, parte de la reserva de la Biosfera “Montes Azules”. Ambos decretos, dejaron muchos hilos sueltos, como, por ejemplo, no reconocer los derechos agrarios de un número importante de comunidades que tenían años de posesión de la tierra. Poblados que estaban tramitando sus derechos legales, algunos de ellos desplazados históricos de otras regiones de Chiapas, no todos ellos de origen indígena.
Esos ecos de la lacandona escuchados ahora en redes sociales, y televisión y radio, vienen desde hace más de quinientos años en que los últimos antiguos lacandones se perdieron al oriente de la laguna Miramar en la Selva Lacandona en el sureste mexicano, en un lugar denominado Sac Balam. huyendo de un destacamento de conquistadores españoles que los pretendían someter y con la ayuda de los evangelizadores, cristianizar como hijos de Dios y servidores del rey.
A finales de la última década del siglo pasado, tuve la fortuna de acompañar una misión de arqueólogos, antropólogos y biólogos buscando este último asentamiento, a partir de los reportes de unas monterías de mediados de los cincuenta descritos por el -historiador Jan de Vos, ya fallecido, quien nos acompañó en la travesía. De Vos llamaba a esta región, “el desierto de la soledad”, posiblemente inspirado en sitios prístinos prácticamente despoblados. La misión, no sin tropiezos permitió ubicar el sitio; y en otra expedición, recorriendo el Jataté río arriba, se pudo confirmar ese último poblamiento
Distintos historiadores afirman que los actuales Lacandones llegaron de la península de Yucatán en migraciones ocurridas entre los siglos XVIII y XIX. Las semejanzas lingüísticas entre los mayas de Campeche y Yucatán con los lacandones les permite tener una comunicación bastante fluida y comprensible.
En mi próxima entrega abundaré más sobre el particular y como la realidad ya nos vio directamente a los ojos. Las estrategias de conservación y el involucramiento de la academia, entre otros actores, debe ser seriamente revisitada.  
La Selva Lacandona hoy es el fiel reflejo del contexto rural indígena de los últimos cincuenta años. Políticas públicas homogeneizadoras, descoordinación de programas institucionales, paternalismo, desdén de las autoridades, corrupción, y desvaloración de los procesos locales y de autodeterminación y, sobre todo, saqueo de su gran riqueza natural. Como dicen Conrado Márquez y Carmen Legorreta es su desgarrador libro “Paradojas de las Tierras Protegidas”, la realidad tiene atrapadas a las comunidades en el laberinto de la mendicidad.

Pedro Álvarez Icaza. Experto en política ambiental y en gestión y manejo de recursos de cooperación multilateral internacional. Forma parte del programa de líderes ambientales de El Colegio de México.

@alvarezicazapc

 
Otros textos del autor:
-La tercera vía: cambiar el paradigma y resaguardar el bien común
-El maíz en resistencia: adversidad y diversidad de la milpa
 
 
 
 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado