Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
WhatsApp Image 2021-09-21 at 17.09.52 (1)

La vieja política le tiene miedo a los jóvenes del hoy

Normalmente les escribiría una columna sobre algún acontecimiento nacional o incluso sobre la CELAC, pero hoy quiero dedicar mis palabras a los únicos agentes de un cambio real en el país, los jóvenes.

Este fin de semana tuve la oportunidad de estar en Los Cabos, compartiendo con jóvenes del municipio la importancia de tomar acción en las decisiones políticas de nuestro país. Esta invitación me la hizo el equipo del Prof. Oscar Leggs, alcalde electo de un municipio tan completo por tantos contrastes y necesidades faltas de resolver, por lo que de primera mano pude ver estos matices, donde contrastan la zona turística, altamente empresarial, y la falta de atención a las necesidades de la gente que nació y radica en Los Cabos.

Debo decir que hace años no participaba como ponente y me emocionó mucho ver jóvenes comprometidos con su municipio, pero también reafirmé lo que hace muchos años entendí, los jóvenes necesitamos entender que no somos el futuro del país… ¡Somos el presente!

¿Cuántas decisiones trágicas se habrían evitado si nos hubiéramos movilizado más? ¿Qué tan diferente sería nuestra historia si nos hubiéramos unido en la diversidad de ideologías y nos motiváramos a participar?

El hubiera no existe, pero sí tenemos algo muy claro: la vieja política, le tiene miedo a la rebeldía de la juventud.

Ejemplos de esto tenemos varios, los movimientos estudiantiles del 68, los normalistas de Ayotzinapa, o el Yo soy 132. Si tan solo miramos con más profundidad, veríamos que tenemos todo para cambiar el país, lo que deja atrás ese discurso basura de “los jóvenes son el futuro del país” y toma acción en el hoy.

No podemos seguir exigiendo sin querer poner de nuestra parte. No podemos seguir pidiendo espacios, si no nos acercamos a la gente. No podemos llegar a cambiar el mundo, si no escuchamos a quienes nos antecedieron y tomamos su ejemplo para no cometer sus errores y hacer las cosas mejor. No podemos avanzar si no aceptamos que no lo sabemos todo, pero sí tenemos lo que hace falta para cambiar el mundo, hoy, no mañana.

Los jóvenes en Los Cabos, y en todo México, quieren espacios, quieren que se les escuche, quieren participar, y es hasta hoy que vemos perfiles que están llegando por su lucha y talento a espacios de poder. Ejemplos como Geraldine Ponce, alcaldesa de Tepic; Andrea Chávez, Diputada Federal, y muchos otros deben servir como motivación para que, pese a todas las adversidades, pese a que nos subestimen por la edad o el género. No aflojemos el paso.

La transformación será joven, o no será, y si no somos capaces de eliminar todo conformismo u obstáculo impuesto por nosotros mismos, no entenderemos que es hoy cuando tenemos todo que dar y poco que perder, pues de los errores aprendemos, obtenemos experiencia y construimos un México distinto.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado