Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
IMG-20210926-WA0029

Los desplazados de la Sierra: la otra deuda

Aquellas personas que se han visto forzadas a escapar o huir de sus comunidades, particularmente para evitar conflictos relacionados con los efectos de un conflicto armado, desastres naturales o la violación a los derechos humanos se les reconoce como: desplazados internos.

En Sinaloa, durante los últimos 12 años se han registrado un total de 25 mil desplazados por violencia o sequía y según los últimos censos elaborados por la Secretaría de Desarrollo Social se encuentran divididos en casi 2 mil familias. El 70% de estas familias están integradas por mujeres, niños y adultos mayores. Un informe de la organización internacional Consejo Noruego para Refugiados presentado en abril del 2012 por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, identificó a Sinaloa como uno de los principales estados con mayor desplazamiento forzado.

Desde el año 2017, la CNDH ha emitido recomendaciones a gobiernos municipales ya que se han acreditado contundentemente la violación a los derechos humanos; en este sentido podemos destacar la recomendación 39/17 para Sinaloa y Choix, municipios que junto a San Ignacio, El Fuerte, Concordia, Rosario y Culiacán concentran el mayor número de afectados. Esta concentraba: actualizar el censo de personas desplazadas, diseñar e implementen programas de reparación integral colectiva, garantizar condiciones dignas de vida, que la fiscalía actúe sobre los delitos enunciados y que se analice la pertinencia de presentar una iniciativa de Ley en el Congreso del Estado para prevenir y atender los desplazamientos forzados.

En ese sentido la LXIII, encabezada por la activista Graciela Domínguez Nava y con mayoría morenista expidieron la Ley para Prevenir, Atender y Reparar Integralmente el desplazamiento Forzado Interno, y se adiciona un capítulo III, denominado “desplazamiento Forzado Interno”. Como consecuencia se etiquetaron 40 millones de pesos para el programa de viviendas para personas desplazadas, el cual hasta el día de hoy no hay indicios de que se haya ejecutado de manera correcta y oportuna, esto por una política pública sin definiciones para su ejecución.

El Dr. Rubén Rocha Moya lo tiene muy claro y declaró que desde el primer día de su gobierno atendería a los desplazados de la sierra y a las madres de las y los desaparecidos en Sinaloa: “Hemos dicho que el primer día de Gobierno, el 01 de noviembre, vamos a tener un encuentro, lo tenemos anotado como prioridad en las propuestas de Gobierno; reunirnos con las y los desplazados, vamos a trazar un programa y vamos a establecer compromisos, vamos a empezar de cero”.

También será el 1 de noviembre cuando se dé a conocer el plan de vivienda que se desarrollará en conjunto con el equipo de Banobras; Rocha Moya tiene muy clara la deuda que se tiene con las y los olvidados de la sierra, lo ha dejado plasmado en muchos de sus libros y publicaciones.

El nuevo gobierno deberá ser aliado y gestor para regresarle la dignidad y alegría a los miles de sinaloenses desplazados por la violencia y que depositaron su esperanza en este proyecto de gobierno.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado