junio 12, 2021

Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
jueves, 13 febrero, 2020
Del Seguro Popular al INSABI

Del Seguro Popular al INSABI

Desde su creación el Seguro Popular funcionó, entre otras cosas, para disminuir el porcentaje de la población que presentaba carencia de acceso a los servicios de salud, el número de afiliados creció rápidamente, sobre todo de 2009 a 2010, y con ello el presupuesto otorgado año con año y la demanda de la población. Sin embargo, aunque el número de afiliados y el presupuesto aumentaran no significó que el acceso lo hiciera en la misma proporción, lo cual informó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) en uno de sus reportes de 2014, de hecho, el efecto fue el contrario, el aumento del número de afiliados dio como resultado situaciones en las que la calidad y disponibilidad de los servicios bajó.

Actualmente, con la sustitución del Seguro Popular por el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), la cobertura se volvió universal, sin embargo, el INSABI se enfrenta al enorme problema de las carencias que el sector salud ha demandado por años, principalmente el personal médico y de enfermería. Entre las carencias que se pueden destacar está la falta de personal (sobre todo en las comunidades más marginadas), medicamentos, materiales de curación, camas e infraestructura en general. 

Que las y los mexicanos tengan la tranquilidad de que cuentan con la posibilidad de acceder a los servicios de salud sin que esto les requiera más que presentar su CURP es una noticia positiva, sin embargo es imperante que los niveles de gobierno involucrados en la administración del INSABI se coordinen para garantizar que el derecho a la salud sea ejercido plenamente, así mismo, se requiere una mayor vigilancia del dinero, porque es bien sabido que llegando a las entidades se forma una especie de cuello de botella, lo cual ha dado como resultados desvíos multimillonarios y nula inversión en salud. También sería prudente que algunos gobernadores dejaran de lado las politiquerías y berrinches. 

En general existe aceptación en el hecho de que el servicio de salud en México sea ahora universal, salvo algunos cuantos que anuncian el colapso del sistema, y otros escépticos defensores a ultranza de la perfección en el abordaje de las causas nobles que tal parece que esperaban una transformación del sistema literalmente de un día para otro, sin embargo se debe de ser consciente de que un óptimo servicio de salud pública llevará años en construirse y para ello se está empezando con hacer más eficiente el recurso y después debería llegar la depuración del sistema de salud, que se presume es uno de los más corruptos del país, pero ese es otro tema.

 

Martha Cajigas. Maestra en Desarrollo Regional por el CIAD, A.C. Actualmente se desempeña en áreas relacionadas con políticas y programas federales para el desarrollo.

@marthacajigas

© 2021 El Soberano. Todos los derechos reservados. Sitio Diseñado y Desarrollado por XXSTUDIO