Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
IMG-20210816-WA0027

Justicia: el gran pendiente.

El Gobierno de López Obrador tiene enfrente la oportunidad de subsanar el gran pendiente de su sexenio y la razón por la que muchos votantes decidieron refrendar a su movimiento en las pasadas elecciones: la justicia.

El Presidente debe entender que, en 2018, un importante sector de los mexicanos dio un voto de confianza a la Cuarta Transformación producto del hartazgo hacia la corrupción y la injusticia.

Pasados prácticamente 3 años de su gobierno, el tiempo apremia. Contrario a lo que muchos pensarían, el partido obtuvo el triunfo sobre las fuerzas opositoras porque un amplio sector de la población conserva la esperanza de que el gobierno pueda brindarles algo que ninguno de los gobiernos anteriores pudieron.

Los trabajos de la actual administración comienzan a tener influencia en la vida diaria de los mexicanos y se pueden apreciar logros y avances en varias acciones. El esfuerzo titánico de transformar una nación después de varios sexenios empeñados y abocados en perpetuar la descomposición nacional.

Sin embargo, después un trienio, considero que el más grande pendiente que tiene la actual administración con la mayoría de la ciudadanía es la justicia. Resulta lamentable ver la descomposición al interior del Poder Judicial.

Para que la Cuarta Transformación logre trascender, resulta prioritario una transformación del Poder Judicial que permita limpiar y rediseñar instituciones como el Tribunal Electoral y la propia Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Considero que el Presidente López Obrador debería presentar ante el Congreso una iniciativa de reforma de gran calado que permita transformar ese poder en el orden federal. Asimismo, el primer paso a emprender radica en la necesidad de una inmediata remoción, siempre a través de las vías legales y los procedimientos correspondientes, del fiscal Gertz Manero. Su indolencia y falta de efectividad al frente de la Fiscalía General de la República resultan contraproducentes para los esfuerzos realizados por el Presidente.

No dejemos pasar una oportunidad como esta, surgida de una coyuntura por los excesos de varios integrantes del Poder Judicial. En nuestro país, existen personas muy capaces y con todas las credenciales más que necesarias para encabezar las instituciones antes mencionadas, que podrían limpiar de fondo la corrupción que se traduce en injusticias para nuestra sociedad.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado