Pluma Patriótica

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
WhatsApp-Image-2021-07-26-at-18.49.06-1

Los opositores a la Consulta Popular y su desprecio por la democracia participativa

Por: Julieta Villegas

#JuicioSíImpunidadNo

El próximo primero de agosto se llevará a cabo en México un inédito ejercicio de participación ciudadana directa en nuestro país: la consulta popular sobre si la ciudadanía está de acuerdo (o no), en que se investigue y sancione a los expresidentes de México: Salinas de Gortari, Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto por la presunta comisión de delitos. ¡Es un ejercicio histórico! La consulta es un mecanismo de avanzada para los países democráticos.

A través de la historia, en diversas culturas, comenzando por la antigua Grecia, se han observado los avances que ha dado la sociedad en materia de democracia. Cuando las decisiones públicas son el resultado de la participación directa de la ciudadanía, se dice que vivimos en democracia. “El gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo” la frase con la que Abraham Lincoln definió democracia y que forma parte de su discurso pronunciado en noviembre de 1863. Y, al revisar la historia de nuestra Latinoamérica, me gustaría recordar el Plebiscito Nacional de Chile de 1988 para decidir si la dictadura militar de Augusto Pinochet seguía o no, hasta marzo de 1997. Bajo un régimen donde miles de personas habían sido reprimidas, ejecutadas o desaparecidas, la digna oposición chilena decidió participar en el plebiscito organizado bajo las reglas del propio Pinochet, que se mantenía en el poder desde el golpe de 1973. ¡Y ganó el Pueblo! La dictadura militar cayó, fruto de un enorme esfuerzo colectivo y de un notable modelo de acción cívica. A finales 2020, en Suiza se celebró un referéndum para que las empresas sean legalmente responsables del impacto de sus cadenas de suministro, iniciativa basada en los principios rectores sobre empresas y los derechos humanos de las Naciones Unidas. El sistema político suizo prioriza la democracia directa sobre la política partidista; es decir, las principales decisiones políticas se toman en referendos.

Por lo que, a estas alturas de la vida, tenemos muy claro que solo con la participación de la ciudadanía en los procesos de toma de decisiones de las naciones, podremos alcanzar una sociedad justa e igualitaria. En necesario que la gente participe en los asuntos públicos de cada país, es importante que se decida a través de los mecanismos de participación ciudadana con los que cuenten las naciones, solo así podemos hablar de soberanía. El voto es la herramienta con la que contamos para expresar nuestra opinión y nuestras preferencias políticas. Es la forma que tenemos para manifestarnos respecto a cómo queremos que se procesen los conflictos y las diferencias existentes en nuestra sociedad. Por eso votar es clave para incidir en cómo se deciden las cosas en un sistema político y democrático.

Digamos SÍ a la justicia, SÍ a la participación y SÍ a la memoria. ¿Por qué temerle a la democracia?

La Consulta Popular es nuestro derecho y los derechos se ejercen.


@julietaetznab
Militante fundadora de Morena, guanajuatense viviendo en la Ciudad de la esperanza. Licenciada en mercadotecnia, Asesora de parlamentaria // G.P. MORENA en el Senado mexicano. Fui subdirectora de Desarrollo Económico (Industrial) en Azcapotzalco. Aficionada a la fotografía.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Relacionado